Juan Bardón, maestro jubilado e historiador, ha vivido en primera persona la evolución de Yunquera a lo largo del siglo XX y en los primeros años del XXI.

Para él, a pesar del paso del tiempo, hay una cuestión que no ha cambiado:

«Yunquera siempre ha sido un pueblo de emprendedores»

Bardón, uno de los vecinos que más conoce la historia del pueblo, destaca el arraigo de la gente a su tierra:

«Aquí cuando viene una crisis la gente siempre ha buscado oportunidades, ha creado empresas o ha salido a buscarse la vida, todo el mundo hace lo que tenga que hacer.»

Además de su gente, Yunquera ofrece a los suyos un paraje natural único, en el que Bardón guarda un lugar favorito.

«Es un pinar en el que hoy está el campo de fútbol, lo fundó un maestro y allí íbamos todos los niños y los jóvenes a pasar días enteros».

Se trata del paraje conocido como «Los arbolitos», un espacio lleno de encanto en el que múltiples generaciones han crecido en contacto con una naturaleza «especial» que solo un pueblo como Yunquera, en el corazón de la Sierra de las Nieves, puede ofrecer a los suyos.

Fuente:
Diario Sur
Fernando Torres