El 25% de los municipios no pagan a los proveedores en el plazo legal

Fuente: Málaga Hoy

La cuarta parte de los municipios malagueños no pagan a los proveedores en el plazo que les marca la ley y, en muchos casos, no se prevé que lo hagan en bastante tiempo. Cortes de la Frontera es el municipio que más tarda en abonar sus facturas y, en el polo opuesto, Yunquera es el mejor pagador, según los datos oficiales del Ministerio de Hacienda actualizados al mes de septiembre. En plena crisis y con las empresas asfixiadas por la morosidad, mucha de ella procedente de las propias Administraciones Públicas, el Gobierno central aprobó en 2013 la ley de Morosidad. Este documento da, como máximo, 30 días a las Administraciones para verificar la factura que le entregue el proveedor y otros 30 para abonarla. Las entidades públicas tienen además la obligación de comunicar sus datos a Hacienda para que haya un control.

Sin embargo, hay 26 municipios en Málaga que, tres años después de la entrada en vigor de esta ley, no solo siguen incumpliendo el plazo sino que, además, van a peor. En el top ten de las localidades más morosas con los proveedores en cuanto a periodo medio de pago (otras localidades mayores deben más dinero pero pagan en tiempo o con menos retraso) están Cortes de la Frontera, Benamocarra, Tolox, El Borge, Alozaina, Arriate, Mollina, Colmenar, Benalmádena y Sedella. En todos estos casos se superan los 160 días para pagar sus facturas, cinco veces más de lo que exige la ley, y presentan peores registros que en septiembre del año pasado.

El caso de Cortes de la Frontera es el más preocupante, hasta el punto que la pasada semana hubo incluso una concentración de los vecinos para protestar por la situación. En septiembre -la situación ahora será peor- pagaba a los proveedores a los 507 días (un año y casi cinco meses) y le quedaban por abonar dos millones de euros. El Ayuntamiento adeuda 10 nóminas a sus empleados, varios edificios públicos están sin suministro eléctrico e indica que su deuda está ya rozando los tres millones de euros. Han pedido ayuda a la Diputación, a la Junta de Andalucía y al Gobierno central. En Cortes de la Frontera, según el último Padrón Municipal publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente a 2015, residen 3.304 personas, por lo que la deuda per cápita ascendía a 626 euros en septiembre.

En Benamocarra la situación no es mucho mejor. Pagan en 307 días (diez veces más de lo legal) y en septiembre debían a los proveedores 481.370 euros (158 euros por habitante). Tolox paga en 282 días; El Borge en 278; Alozaina en 236; Arriate en 203; Mollina en 177; Colmenar en 175; Benalmádena en 171; y Sedella en 167. Benalmádena es el único gran municipio que se encuentra en la lista de principales morosos. Según los datos facilitados por el consistorio a Hacienda, en septiembre aún debía a los proveedores 5,5 millones de euros, lo que supone una deuda de 82 euros por ciudadano.

En el otro lado de la balanza están los municipios que pagan incluso antes de que termine el mes para verificar las facturas, siendo Yunquera el más rápido en cumplir con sus compromisos al hacerlo 24 días antes del mínimo legal. Fuente de Piedra y Macharaviaya son los otros dos municipios que cierran el podio de mejores pagadores de la provincia, con la particularidad de que ninguno de los dos ayuntamientos debe ya nada a los proveedores. Para cerrar los 10 primeros están Cútar, Serrato, Periana, Benadalid, Teba, Árchez y Sierra de Yegüas.

Entre los grandes municipios hay de todo. Estepona paga en 35 días -cinco por encima de la exigencia legal-; Ronda en 19 (está en plazo); Torremolinos en 162 días (muy por encima de lo que marca la ley) o Rincón de la Victoria con 111. No aparecen datos de Málaga capital, Marbella, Mijas o Fuengirola.